domingo, 14 de febrero de 2010

Dirty Sanchez

Aconsejable...Leer la entrada anterior.

Cuando haces las cosas de forma una y otra vez, al final se provoca un automatismo. Te conviertes, en una pequeña máquina.

Este día, no tenía nada de especial, simplemente que el día anterior había comido un buen plato de lentejas, hechas a mi estilito.

Y bueno, lo que suele pasar con esta comida mediterránea, las bacterias bribonas, que utilizan los azúcares de la piel de estas afamadas legumbres, para hacer de las suyas y creas lo que se suele denominar, Pedo, que según la academia es una ventosidad que se expele del vientre por el ano, pero para los mortales, un pedo es, un suspiro del alma, algo que tenía que salir porque el cuerpo es inteligente, un cuesco, una bomba nuclear, un viento, un pedete, una flatulencia, un chicharro, unos vientos del colón (no confundir con el descubridor), etc etc.

O sea, pa ponernos en la situación, digamos que, me esperaba un día cargado. Y así fue, sobre todo por lo que me pasó.

Me entraron dolores del vientre y como animal de caza, como lobo estepario, y como cualquier persona con dos deos de frente, mi único objetivo era evitar, por la medida de lo posible, que se sepa, que ese olor y ese ruido proceden de tu propio cuerpo; aunque debo decir, que es triste, porque en realidad, es algo que has creado tú, que lo llevas dentro y que debes soltarlo, y sabemos que toda perdida produce algo de dolor, incluso aquellas que se sabe que hay que perder.

Suelo trabajar en el laboratorio muchas horas y tenemos una minicadena siempre ON. Yo, conmigo mismo, con mis pensamientos y mis cavilaciones, pensé,,,,bueno pues nada cuando me venga el aire al esfinter anal, lo único que tengo que hacer es esperar a que algún tono de la música de alguna canción sea más alta y nada aprovechar ese momento para liberarte, porque claro, no vas a salir del laboratorio cada 2 minutos para este asunto, eso no es rentable para la empresa.

Así, me llevé como 5 minutos, escuchando la música y en el momento que subía de tono, allá que iba el tío. Lo malo fue, cuando se me acercan dos compañeras, (eso es lo peor que eran tías) y me dicen Julio, te importaría dejarte de peerte!!!.

El problema vachales, es que no me había dado cuenta, de que llevaba el ipod en las orejas, y claro ya se sabe que yo de orejas tengo para dar y regalar......total,,,fue simpático después escuchar los comentarios, no de ellas dos, sino de todo el Research station, a la hora del lunch,,,,y lo peor no es eso,,sino que se me va a quedar,,,,que seguro que ya tengo TOME...Dirty Sanchez.

La culpa de todo lo tiene el puto valenciano,por regalarmelo,,,espabilao.

Que me llamen Lyrebird, que este si tiene estudios.



Nos vemos cuando nos miremos o cuando se nos reflejen las pupilas.

3 comentarios:

Amada dijo...

Lo q no te pase a ti Julito....jejeje , me he reido un buen rato

elcansaito dijo...

Yo no me rei!!!,,,bueno la verdad que si que lo hice!!!.

Chumaker dijo...

Joder chaval, jejeje, las lentejas a tu estilito son de destrucción masiva...probe Julio! (y probes canadiensas...).
Besitos!